Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies".

ACEPTAR Política de cookies

CÁNCER COLORRECTAL


Es un cáncer que comienza en el colon o en el recto, ambos partes del intestino grueso, la parte inferior del aparato digestivo del cuerpo. La mayoría de los cánceres colorrectales son adenocarcinomas (cánceres que empiezan en las células que producen y liberan moco y otros líquidos).

El cáncer colorrectal comienza a menudo como un crecimiento que se llama pólipo, que se puede formar en la pared interna del colon o el recto. Con el tiempo, algunos pólipos se vuelven cancerosos. En España, el cáncer colorrectal es el tercer tipo más común de cáncer en hombres y el segundo en mujeres.
Nuestro objetivo es lograr el mejor tratamiento personalizado para el cáncer colorrectal en función de las características genéticas del tumor de cada paciente. 

SÍNTOMAS del cáncer de colon
Los signos del cáncer de colon son sangre en la materia fecal o cambios en los hábitos intestinales. Este cáncer tiene los siguientes signos y síntomas:
  • Cambio en los hábitos intestinales.
  • Sangre en las heces. 
  • Diarrea, estreñimiento o sensación de que el intestino no se vacía completamente.
  • Heces más delgadas de lo normal.
  • Dolor abdominal ocasionado por gases, flatulencia, saciedad o calambres).
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Vómitos.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS para detectar el cáncer de colon
Para diagnosticar el cáncer de colon, se utilizan pruebas que examinan el colon y el recto. Se pueden usar las siguientes pruebas y procedimientos:
  • Examen digital del recto.
  • Prueba de sangre oculta en la materia fecal.
  • Enema de bario.
  • Sigmoidoscopia.
  • Colonoscopia.
  • Colonoscopia virtual.
  • Biopsia.
  • Ensayo de antígeno carcioembrionario (CEA).
 

TRATAMIENTOS para el cáncer colorrectal
Hay diferentes opciones de tratamientos para los pacientes con cáncer colorrectal. Se utilizan seis tipos de tratamiento estándar:
  • Cirugía
  • Ablación por radiofrecuencia
  • Criocirugía
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Terapia dirigida
Se están probando otros tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

SÍNTOMAS del cáncer de recto
 El cáncer de recto u otras afecciones puede producir estos y otros signos y síntomas. Consulte con su médico si tiene alguno de los siguientes problemas:
  • Sangre en la materia fecal.
  • Cambio en los hábitos intestinales.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Sentir que el intestino no se vacía completamente.
  • Heces más delgadas o con forma distinta a la habitual.
  • Incomodidad abdominal general (dolor frecuente ocasionado por gases, flatulencia, sensación de estar lleno o calambres).
  • Cambios en el apetito.
  • Pérdida de peso sin razón conocida.
  • Sensación de mucho cansancio.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS para detectar el cáncer de recto
Para diagnosticar el cáncer de recto, se utilizan pruebas que examinan el recto y el colon.
 
Entre las pruebas que se usan para diagnosticar el cáncer de recto están las siguientes:
  • Examen digital del recto (EDR).
  • Colonoscopia.
  • Biopsia.
  • Ensayo de antígeno carcioembrionario (CEA).

TRATAMIENTOS PERSONALIZADOS para el cáncer colorrectal
Cirugía peritoneal
Un porcentaje importante de los cánceres colorrectales se manifiestan con carcinomatosis, es decir, la presencia de nódulos tumorales diseminados a lo largo de la cavidad abdominal. Para estos casos se aplica un tratamiento quimioterápico personalizado de la carcinomatosis basándonos en las propias alteraciones genéticas individuales de cada paciente, así como la incorporación de terapias con nuevos anticuerpos monoclonales seleccionados según las variantes genéticas de cada paciente.

Posteriormente se debe realizar la cirugía citorreductora peritoneal, es decir, la resección completa de todos los nódulos peritoneales para eliminar toda la enfermedad metastásica lo cual permite un tratamiento con intención curativa en casos muy seleccionados. 
Cirugía de las metástasis hepáticas
El 40% de los pacientes con cáncer de colon debutan con metástasis hepáticas, y más de la mitad de los pacientes operados de neoplasias de colon desarrollarán diseminación en el hígado. La mayoría de estos pacientes precisarán de tratamiento de quimioterapia, acompañado de terapias dirigidas. En nuestro centro disponemos de marcadores genéticos, como las mutaciones del gen KRAS, BRAF, P3K y PTEN para la selección de estos tratamientos, por lo que aumentamos la efectividad de la terapia con un tratamiento personalizado para cada paciente.

Al conseguir reducir el tamaño de las metástasis hepáticas, se aumenta el éxito de la cirugía de las lesiones hepáticas, y por consiguiente las probabilidades de supervivencia.