Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies".

ACEPTAR Política de cookies

CÁNCER DE CABEZA Y CUELLO


Son aquellos tumores malignos que se localizan fundamentalmente en los senos paranasales, cavidad oral, glándulas salivares, faringe y laringe y que de forma general comparten muchos rasgos en cuanto a su origen y tratamiento médico (esta categoría no incluye los tumores de piel, los tumores del tiroides y los tumores cerebrales). Representan un 5% de todos los casos de cáncer y en la gran mayoría están relacionados con el consumo excesivo de tabaco y alcohol. En algunos casos puede estar relacionado con la infección crónica del virus HPV (virus del papiloma humano).

Su edad  habitual de presentación es la sexta década de la vida y son predominantes en varones, aunque la frecuencia en mujeres está en aumento.
Nuestro objetivo es lograr el mejor tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello en función de las características genéticas del tumor de cada paciente. 

SÍNTOMAS del cáncer de cabeza y cuello
Los síntomas de los cánceres de cabeza y cuello pueden ser:
 
  • Un bulto o una llaga que no se cura.
  • Irritación de garganta que no desaparece.
  • Dificultad para tragar.
  • Cambio o ronquera en la voz.

Estos síntomas pueden ser causados también por otras afecciones menos graves.
 

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS para detectar el cáncer de cabeza y cuello
Para encontrar la causa de los signos o síntomas de un problema en la zona de la cabeza y del cuello, el médico evalúa los antecedentes médicos de la persona, lleva a cabo un examen físico y ordena pruebas de diagnóstico.  Los exámenes y las pruebas pueden variar dependiendo de los síntomas. Siempre es necesario examinar una muestra de tejido al microscopio para confirmar un diagnóstico de cáncer.
Si el diagnóstico es de cáncer, el médico estudiará el estadio (etapa o extensión) de la enfermedad. La estadificación es un intento cuidadoso de descubrir si el cáncer se ha diseminado y, si es así, a qué partes del cuerpo. La estadificación en ocasiones requiere exámenes con anestesia (en un quirófano), radiografías y otros procedimientos de exploración con imágenes y análisis de laboratorio.
 
Al saber cuál es el estadio de la enfermedad, el médico podrá planificar un tratamiento.
 

TRATAMIENTOS para el cáncer de cabeza y cuello
El plan de tratamiento para cada paciente depende de un número de factores, tales como la ubicación exacta del tumor, la estadificación del cáncer, la edad y la salud general de la persona. El tratamiento para el cáncer de cabeza y cuello puede incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia dirigida, inmunoterapia, o una combinación de tratamientos. 
Las personas que son diagnosticadas con cáncer de orofaringe causado por VPH reciben un tratamiento diferente de las personas con cáncer de orofaringe que no es causado por VPH.
Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos: radiosensibilizadores, radioterapia hiperfraccionada, terapia de hipertermia, quimioprevención.