Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies".

ACEPTAR Política de cookies

CÁNCER DE MAMA


El cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres en España. Se puede presentar también en hombres, pero es muy poco habitual.

El tipo más común es el carcinoma ductal, que empieza en las células de los tubos delgados llamados conductos. El cáncer también puede empezar en las células de los lobulillos (glándulas que pueden producir leche) y en otros tejidos de la mama. El carcinoma ductal in situ es una afección por la que se encuentran células anormales en el revestimiento de los conductos, pero que no se extendieron fuera del conducto. El cáncer de mama que traspasó la pared de los conductos o los lobulillos se llama cáncer de mama invasivo. En el caso del cáncer de mama inflamatorio, la mama está enrojecida e hinchada, y se siente caliente porque las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos de la piel.

Existen varios subtipos de cáncer de mama en función de las alteraciones genéticas que impulsan el crecimiento del tumor. Cada subtipo tiene un pronóstico y tratamiento diferente.  
Nuestro objetivo es lograr el mejor tratamiento personalizado para el cáncer de mama en función de las características genéticas del tumor de cada paciente. 

SÍNTOMAS del cáncer de mama
 El cáncer de mama u otras afecciones pueden causar estos y otros signos:
  • Masa o engrosamiento en la mama o cerca de ella, o en el área de la axila.
  • Cambio en el tamaño o la forma de la mama.
  • Hoyuelo o arruga en la piel de la mama.
  • Pezón que se vuelve hacia adentro de la mama.
  • Líquido que sale del pezón, que no es leche materna; especialmente si es sanguinolento.
  • Piel con escamas, roja o hinchada en la mama, el pezón o la aréola. 
  • Hoyuelos en la mama parecidos a la piel de naranja (se llama piel de naranja).

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS para detectar el cáncer de mama
 Para diagnosticar el cáncer de mama, se utilizan pruebas que examinan las mamas. Además, los médicos recomiendan que las mujeres se realicen mamografías con regularidad para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama.
  • Examen físico y antecedentes.
  • Examen clínico de la mama (ECM).
  • Mamograma.
  • Ecografía. 
  • IRM (imágenes por resonancia magnética).
  • Estudios bioquímicos de la sangre.
  • Biopsia.

TRATAMIENTOS para el cáncer de mama
Hay diferentes tipos de tratamiento para las pacientes de cáncer de mama. Se usan cinco tipos de tratamiento estándar: cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia con hormonas, terapia dirigida.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos:

En las últimas décadas ha habido avances que permiten un tratamiento del cáncer de mama localizado permitiendo la conservación de la mama, como es la cirugía mediante tumorectomía, en vez de la mastectomía.
Después de la cirugía conservadora, se precisa de un tratamiento con  radioterapia con el fin de eliminar las posibles células tumorales residuales para evitar la recaída local. De manera convencional, este tratamiento se aplica durante varias sesiones diarias distribuidas a lo largo de 2 a 7 semanas, irradiando toda la glándula mamaria  y desde el exterior.