Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies".

ACEPTAR Política de cookies

CÁNCER DE TESTÍCULO


El cáncer de testículo es el cáncer más común en los hombres de 15 a 35 años. Los dos tipos principales de tumores testiculares son el seminoma y el no seminoma. Los no seminomas tienden a crecer y diseminarse más rápidamente que los seminomas.

El signo más habitual de cáncer de testículo es un bulto o inflamación en el testículo. La mayoría de los cánceres de testículo se pueden curar, incluso si se diagnostican en un estadio avanzado.
Nuestro objetivo es lograr el mejor tratamiento para el cáncer de testículo en función de las características del tumor de cada paciente.

SÍNTOMAS del cáncer de testículo
 El cáncer de testículo u otras afecciones pueden causar estos y otros signos y síntomas:
  • Masa indolora o inflamación en cualquiera de los testículos.
  • Cambio en los testículos al tacto.
  • Dolor sordo en el abdomen inferior o en la ingle.
  • Acumulación súbita de líquido en el escroto.
  • Dolor o incomodidad en un testículo o en el escroto.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS para detectar el cáncer de testículo
Para diagnosticar el cáncer de testículo se utilizan pruebas que examinan los testículos y la sangre. Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:
 
  • Examen físico y antecedentes.
  • Ecografía.
  • Prueba sérica de marcadores tumorales.
  • Biopsia.

TRATAMIENTOS para el cáncer de testículo
Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de cáncer de testículo. Se usan cuatro tipos de tratamiento estándar: cirugía, radioterapia, quimioterapia, quimioterapia de dosis altas con trasplante de células madre.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de lo siguiente: el estadio del cáncer (si está en el testículo o cerca del mismo o si se diseminó hasta otros lugares del cuerpo y concentraciones de AFP, ß-HCG y LDH en la sangre), tipo de cáncer, tamaño del tumor, número y tamaño de los ganglios linfáticos.

El cáncer de testículo habitualmente se puede curar en pacientes que reciben quimioterapia adyuvante o radioterapia después del tratamiento primario.

El tratamiento del cáncer de testículo puede producir esterilidad. Ciertos tratamientos para el cáncer de testículo pueden producir esterilidad permanente. Los pacientes que desean tener hijos deben considerar almacenar el esperma antes de someterse a tratamiento.