Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies".

ACEPTAR Política de cookies

PRECISIÓN EN DIAGNÓSTICO


Las posibilidades de curación del cáncer aumentan notablemente cuanto más temprano es el diagnóstico
Por ese motivo es de una importancia capital que los estudios diagnósticos se realicen coordinadamente y en el menor tiempo posible para evitar retrasos innecesarios. Dichos estudios incluyen pruebas de imagen, análisis de sangre, toma de biopsias y estudios sobre la pieza tumoral.

La importancia del diagnóstico genético
Otro aspecto fundamental es la caracterización certera del tipo de células que han originado el cáncer pues con dicha información podemos seleccionar el tratamiento más correcto para cada caso.
El Servicio de Anatomía Patológica del Instituto Oncológico Dr. Rosell está compuesto por un equipo de médicos y técnicos entrenados en el diagnóstico del cáncer que tienen a su disposición los últimos avances para lograr un adecuado diagnóstico.

Las pruebas diagnósticas no-invasivas permiten la monitorización de la enfermedad en tiempo real
En algunos cánceres, como es el de pulmón, un elevado porcentaje de los pacientes tienen tejido insuficiente para realizar los análisis genéticos necesarios. Por ello, ofrecemos un ensayo propio altamente específico y sensible a partir de muestras de sangre tomadas de forma no-invasiva que permite determinar exactamente qué mutaciones genéticas impulsan el crecimiento del tumor y así seleccionar tratamientos dirigidos contra ellas.

Tomadas de forma seriada, estas “biopsias líquidas” permiten monitorizar la respuesta del paciente al tratamiento en tiempo real y redirigirlo si fuera necesario, por ejemplo en el caso de desarrollar resistencia a los fármacos.
Medir la efectividad del tratamiento de esta manera permite al médico anticiparse y ganar tiempo, aumentando por consiguiente la esperanza de vida.